martes, 23 de abril de 2013

V Congreso Internacional de Dramaturgia Hispanoamericana Actual

En el marco del V Congreso Internacional de Dramaturgia Hispanoamericana Actual a realizarse los días 3, 4 y 5 de Mayo en la Ciudad de Valparaíso el Sábado 4 se expondrá la ponencia "La autoría múltiple como modo de producción dramatúrgico en la compañía Teatro Público" a cargo de Patricia Artés y "Nada que celebrar: la ficción del diagrama en CELEBRACIÓN de Teatro Público" a cargo de Tomás Henriquez.

https://www.facebook.com/notes/puerto-dramaturgia/programa-v-congreso-internacional-de-dramaturgia-hispanoamericana-actual/508764412521765



jueves, 21 de marzo de 2013

LA NACIÓN

LA NACIÓN


MONTAJE NUESTRA AMÉRICA IMAGINA UN CONTINENTE URGENTE Y NECESARIO

La obra de la compañía Teatro Público propone un escenario ideal muy diferente al que se ve en las noticias para la región. "Debemos imaginar otros mundos posibles, porque es urgente y necesario", asegura la directora Patricia Artés.

Jueves 21 de marzo de 2013| por Nación.cl
"Nuestra América (bosquejos)" es un trabajo colectivo de la compañía Teatro Público. La pieza que es descrita por el elenco como un paso más en la búsqueda de mecanismospara visibilizar los nudos que tejen las redes del poder, revisa la historia de nuestro continente a la luz de sus muertos, su geografía, revoluciones y saqueos.
Imagen foto_00000001"Si pudiéramos hacer un zapping sólo por noticias sobre Latinoamérica, veríamos que nuestra región es un espacio en disputa entre la dominación y la emancipación. La obra habla y pretende potenciar las pulsiones emancipadoras y los imaginarios productores de nuevos mundos", comenta la directora Patricia Artés. 10 actores despliegan en el escenario hechos históricos y de ficción teñidos de humor negro para imaginar el futuro de Latinoamérica.
¿Cuáles creen que son los temas actuales que recoge la obra respecto a lo que se suele ver en los noticieros?
No vemos exactamente un paralelo, más bien, aquello que para nosotros es importante como ejercicios liberadores, los noticiarios se encargan de criminalizar, negar, aislar, o simplemente no mostrar con el ánimo de no hacerlos existir y resguardar así el actual estado de cosas. Si establecemos un paralelo, lo hacemos desde la perspectiva contraria de los noticiarios: desde la multitud que resiste a la violencia de los dominantes. El primer escenario ideal en nuestra región es que cada pueblo, con sus particularidades y formas de luchas, se constituya como territorio libre del dominio del capital extranjero, para luego avanzar hacia la destrucción de las relaciones capitalistas en su totalidad. Debemos imaginar otros mundos posibles, porque es urgente y necesario.
Cuando se refieren al futuro de Latinoamérica, ¿Cuál es ese escenario ideal?
El escenario ideal será diverso y con las particularidades de cada uno de los pueblos latinoamericanos. Sin duda, la soberanía, la autodeterminación de los pueblos, la recuperación de los recursos naturales, entre otros, son asuntos prioritarios para que de una buena vez conquistemos una verdadera independencia respecto a los capitales extranjeros. Siendo esto justo y de primer orden, no debemos dejar de trabajar por la liberación en plenitud de mujeres y hombres del mundo de cualquier forma de enajenación.
¿Qué obras y autores del circuito teatral menos visible destacarían ustedes al espectador menos informado?
Hay muchos colectivos que están en búsquedas artísticas y políticas interesantes, y también generando instancias como festivales en poblaciones, encuentros artísticos y conversatorios en sindicatos y con estudiantes secundarios. Algunos que recuerdo son el Colectivo Pandemia, teatro de intervención en hospitales públicos y en el Estadio Nacional, Asamblea Teatro con la obra "Elena", Colectivo La Pachotadacon la obra "Texto en urgencia", La Criatura Teatro con la obra "Los 99", algunas obras de Tomás Henríquezy el grupo Todos Trabajando que genera los Encuentros de Artistas por una Asamblea Constituyente.
"Nuestra América (bosquejos)" se presentará del 3 al 21 de abril en la sala de la Escuela de Teatro de la Universidad Mayor ubicada en Santo Domingo 711, Metro Bellas Artes. Jueves, viernes y sábado a las 21:00 hrs y los domingo a las 20:00 hrs. Las entradas tienen un valor de $4000 general y $2000 para estudiantes, adultos mayores y convenios.

    miércoles, 20 de marzo de 2013

    Nuestra América (Bosquejos)


    Nuestra América (Bosquejos)

    Después de dos años de exitosas presentaciones en diversas comunas y ciudades del país de su último montaje, Celebración, la Compañía Teatro Público presenta su cuarta puesta en escena: Nuestra América (bosquejos), un trabajo de autoría múltiple dirigido por Patricia Artés; un paso más en la búsqueda de mecanismos escénicos que permitan visibilizar y señalar los nudos que tejen las redes del poder.
    Esta vez Teatro Público revisa la historia de nuestro continente, vertebrada de muertos y cordillera, de revo
    luciones y saqueos; va recorriendo el estar en Latinoamérica de mujeres y hombres de piel oscura, indígena mestiza, mulata; de los que siendo más tienen menos.
    En esta obra circulan, a través de los elementos sensibles del teatro, las pulsiones, deseos, puntos de vistas e imaginarios de nuestro estar latinoamericano. Cinco actrices y actores instalan sobre el escenario, a través de elementos simples e instantes de mordaz sentido del humor, hechos históricos y ficción en un dispositivo escénico dinámico que fragmenta la linealidad de los procesos y nos invita a mirar nuestro pasado y presente para imaginar el futuro de Latinoamérica.
    Nuestra América (bosquejos) se presentará desde el 03 de Abril hasta el 21 del mismo mes en la sala de la Escuela de Teatro de la Universidad Mayor (Santo Domingo 711, Metro Bellas Artes) los días jueves, viernes y sábado a las 21:00 hrs y los domingo a las 20:00 hrs. Las entradas tienen un valor 4000 pesos para la entrada general y de 2000 pesos para estudiantes, adultos mayores y convenios.

    Teléfono reservas 2 328 18 67
    Teléfono Contactos 2 328 18 65



    Teatro Público: Patricia Artés, Manuel Ortiz, César de Vicente Hernando, Cristián Lagreze, Cecilia Acuña, Javiera Zeme, Martín Muñoz, Álvaro López, Alejandro Miranda, Marcela Gueny, David González, Andrea Vera y Cristian Aravena

    miércoles, 29 de febrero de 2012

    “El teatro debe hacerse cargo de los problemas de su tiempo”

    Presentamos algunas reflexiones sobre el potencial transformador del teatro y la performance a través de la mirada de Patricia Artés, activista, directora teatral y actriz de la compañía chilena Teatro Público, realizada por el diario español de actualidad crítica DIAGONAL WEB

    04_05_teatro_chileno_patricia_artes_David_Gonzalez.jpg


    ¿Dónde se ubica la compañía Teatro Público en el panorama chileno actual?

    En el teatro chileno no comercial hay, sintetizando, tres amplios grupos. El primero contiene las representaciones que se suscriben a la esfera burguesa, se preocupa de poner en juego sus problemáticas de existencia y –con mayor o menor eficacia– profundiza en las formas propias de la teatralidad hegemónica y legitimada.

    El segundo, el más amplio según mi percepción, es el que intenta hacerse cargo de la realidad social en Chile. Digo “intenta” porque a pesar de las buenas intenciones estas prácticas no logran romper con el discurso escénico dominante y han sido cooptadas por los fondos concursables de Estado. Se presenta como un “arte correcto” que deambula entre la nula y la excesiva preocupación por la forma, y que aborda situaciones relacionadas con la miseria o con lo marginal, generando peligrosamente una especie de estetización de la pobreza que se aleja del problema político y de la urgencia de modificar esa condición. Utiliza un discurso ambiguo, disfrazando de político cualquier tema social que muchas veces se acerca a lamoralina social cristiana.

    El tercer grupo, donde sitúo las prácticas de Teatro Público, se configura por colectivos teatrales que conciben la práctica escénica como un ejercicio político. Después de un largo período de hegemonía teatral en la que la palabra ‘política’ se relacionaba con el panfleto, se levanta un quehacer teatral que la reivindica. Aparece con otra manera de abordar los procesos de creación más democrática y colectiva, se preocupa de instalar problemas políticos que desmantelen las relaciones de dominación buscando procedimientos artísticos efectivos para alcanzar ese objetivo, preocupándose también de los públicos que recibirán las propuestas, orientado a fortalecer un tejido social que permita descentralizar y deselitizar la actividad teatral.


    Participáis en la organización del encuentro de artistas por una Asamblea constituyente, nueva Constitución...

    Nuestra participación radica en la urgente necesidad que pensamos y sentimos de cambiar las políticas que hacen que los pueblos de Chile vivamos en una agobiante precariedad.

    El teatro político se configura, entonces, como arte en microtesis e hipótesis sensibles que cuestionan lo hegemónico artístico y político. Interpela desde su propia materialidad la representación artística y cultural burguesa. Su política es, directamente, la del movimiento social que integra. Desde aquí, además de hacerse cargo de su problema artístico- político, desde su quehacer específico, debiera proponer actividades que se integren en la vida social y política de su tiempo, generar encuentros con otras propuestas artísticas y abrirlas a la comunidad, plantear discusión sobre las prácticas de arte político y políticas culturales. Todo ello se nos presenta prioritario cuando el horizonte es rearticular el tejido social para alcanzar un objetivo político de vital importancia para el Chile de hoy: una Asamblea constituyente, una nueva Constitución.


    Consideráis que el teatro tiene que estar en el lugar del conflicto social o representarlo...

    Ambas cosas. Pienso que el teatro, las acciones, los actos performativos deben hacerse cargo de los problemas de su tiempo. Por un lado, las intervenciones que se producen en las mismas manifestaciones y protestas intentan resignificar “la marcha”. Esto se produce sobre la nueva significación que alcanza la calle. El espacio público adquiere otras dimensiones cuando suspende su tiempo cotidiano y se recupera como lugar común donde convergen los deseos populares de emancipación. Otras son las acciones que se insertan en el mismo cotidiano, pretendiendo fisurar a través de la acción artística-política la inmediatez transitoria en que se ha convertido el espacio público.

    Por otro lado, las representaciones teatrales, sea cual sea su espacio de acción (salas de teatro, plazas, calles, la cancha de fútbol de un barrio), se plantean desde un acuerdo, desde la comunión de escena y espectadores, desde la voluntad de acceder al intercambio de saberes mediante la acción y no el texto. Esto, en las prácticas de teatro político se proyecta en la desmantelación de las relaciones de poder y en la perspectiva de la construcción de un nuevo orden. En cualquier caso, todas estas experiencias son necesarias, puesto que imaginan un nuevo mundo y se proponen provocar una grieta en el imaginario dominante.


    ¿La compañía Teatro Público se plantea responder a los hechos más inmediatos?

    La elección de las obras tiene relación directa con los problemas políticos de fondo de la sociedad chilena para contribuir al fortalecimiento del movimiento popular. Nuestro primer montaje,Desdicha obrera, de Luis Emilio Recabarren (2007), se genera a partir de la necesidad de instalar en un Chile neoliberal el aparentemente resuelto problema de las clases, evidenciando su vigencia a travésde un ejercicio de desplazamiento de un texto de 1921 a 2007, no para hacer un rescate histórico y nostálgico de la figura de Recabarren (un líder del movimiento obrero chileno revolucionario a principios del siglo XX), sino para mostrar que la relación opresor/ oprimido –a pesar de las diferencias con que ésta se presenta– existe aún. El segundo montaje, Mericrismas Peñi (2008), surge de la necesidad de materializar teatralmente nuestramirada sobre el conflicto del Estado chileno con el pueblo mapuche, además de hacer patente una herida que no se presenta sólo como deuda histórica, sino que está viva y se manifiesta de manera brutal en cada represión a la legítima demanda de autonomía y recuperación de territorio mapuche. Al tercer montaje,Celebración (2010), llegamos por la necesidad de generar una opinión sobre los festejos de los 200 años de independencia de la Corona española. El trazado no fue construir la otra historia deChile, sino desmantelar la linealidad con que se presenta e instalar al movimiento popular como sujeto histórico. //

    04_05_teatro_chileno_David_Gonzalez.jpg

    miércoles, 19 de enero de 2011

    Fin de Temporada



    Después de una preciosa y muy concurrida temporada en la sala Antonio Acevedo Hernandez de la Universidad Ucinf, y tras la lamentable suspensión de la última función por el accidente de nuestro compañero Martín Muñoz, al que le enviamos toda nuestra fuerza y newen para que se recupere pronto del tortazo... nos vamos A VALPARAISO, este sábado 22 en el Teatro Mauri, en el marco del Octavo Encuentro de Teatro Porteño Independiente.


    Esperamos ver a todos los amigos y compañeros que aún no han visto la obra para disfrutar del cierre de esta temporada.




    Después de esa función las pizarras se guardan hasta marzo.




    Nos vemos ahí....